martes, 11 de octubre de 2011

Se sentía como volar.

Fueron minutos, minutos que pensaba que tenía que aprovechar. No, no era como las películas, no nevaba, no era un lago congelado y no eran exactamente los patines que hubiera querido con una pista vacía para mi deleite. Pero esa hora, esos sesenta minutos pisando aquel hielo artificial lleno de gente; fue simplemente algo maravilloso.

Esperé mucho tiempo para ello, para ver si aquello de las películas era tan real como se veía del exterior; Su dificultad, sus golpes, su hermosura externa, la adrenalina mezclada con el miedo a caer, a dejar de volar en el hielo. Y sí lo era, cada instante para mi fue indescriptible, me sentía que volaba, que me deslizaba en el aire.

Piruetas, mil veces más difíciles que las apariencias. Con un miedo increíble a caer, a hacerme daño, todo eso atrás inspirada en las ganas de volar, de danzar, de se una con todo. No hice mucho, terminé con dolores en el cuerpo. Sin embargo, puedo decir que patiné, que patiné y sé lo que se siente volar para aprovechar un arte más, nuevo y tan bello como el patinaje en hielo.

No puedo esperar a ver que se siente volar nuevamente, alimentándome de las experiencias y las ganas ignorando nuevamente el dolor.

6 comentarios:

  1. Ohhh si patinar es la raja :)!
    Yo ya he ido dos veces al del mall maipú, y ya la segunda vez me mantube mas constante y menos en el suelo xD
    Quiero ir a uno mas grande ahora, ojalá no esté tan lleno.
    Quiza podamos ir juntas algun dia <3
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sí, es lo mejor de la vida patinar en hielo. Primero, de lo único que te preocupas es de no caer, pero luego te das cuenta que tu miedo a caer te impide avanzar, es como que te agregase peso. Es algo súper cotidiano aquello... No sé, el día que fui a patinar, aprendí esa lección: el miedo a caer te prohíbe avanzar y te acerca al suelo.
    Relataste todo de una manera muy bonita :3 A pesar de que es algo simple, suena bastante interesante n.n
    Te quiero :3

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo... es genial patinar sobre hielo, la sensación que sientes en cuanto te sacas los patines, esa sensación de andar flotando por el mundo es lo máximo, me encanta.
    Hace mil que no voy, quizá más adelante podamos ir las mosqueteras juntitas ^^
    Besos <3

    ResponderEliminar
  4. el como si nada mas improtara, como si se pudiera volar sin ningun problema
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Patinar sobre hielo es genial, aunque al principio tienes miedo de caerte después lo disfrutas y te sientes como libre.
    A mi me encanto, casi todos los años, por navidad voy a la pista que montan en mi ciudad y me lo paso genial, como una niña pequeña :D
    Me alegra que te haya gustado :)
    Un besito enorme!!!

    ResponderEliminar
  6. Holaaa...

    empieza en la primera parte..aqui te dejo el enlace http://sonrisasdearcoiris.blogspot.com/2011_09_01_archive.html
    creo que solo habrá una más y termino la historiaa :DD

    muy bonita entra...intima :DD

    te sigo también ...nos leemos! :DD

    besiss

    ResponderEliminar

Todo comentario se agradece, sobre todo si es con contenido y no sólo vienes a buscar seguidores, sino que comentas más veces luego (:

Gracias por darte el tiempo de dejarme una "Brisa del viento a mi oído"

ir arriba cursor by hikariyummi