sábado, 22 de diciembre de 2012

Segunda piel.

Te frustrarte y por dibujar una mariposa ¿crees que eres mejor que hace cinco años? Te equivocas, porque el deseo de dañarte estaba ahí de nuevo. La próxima vez ¿Te llenarás de dibujitos otra vez? ¿Te rallarás todo el cuerpo? No, tendrás que decir de forma concreta. O lo haces o no lo haces. No puede haber puntos intermedios que te hagan caer en cualquiera de las decisiones concretas de un momento a otro.

Creí que tenías algo más de madurez. ¿Cuándo dejarás de llorar para tomar acciones? Y no, no me digas que las has tomado, porque no es verdad, lo sabes en el fondo de ti misma.

            No. Tampoco estoy aquí para decirte cual es la decisión correcta. Ni tampoco, para apuntarte con el dedo como lo hacen casi todos los demás buscando que tomes valor, cuando finalmente solo te tiran al lado contrario.

¿Ya te tragaste esos sollozos? Bien, porque exteriorizar como se oprime tu pecho puede ser un buen desahogo, pero también un arma de doble filo. Podría pensar que buscas compasión ¿Eso quieres? Piensa bien esa respuesta.

            Creí que ya habías controlado mejor tus emociones, pero te sigues quebrando en silencio. ¿De verdad crees que vale la pena llevar esa máscara que no puedes sujetar frente a la soledad? Debes hacer esa máscara parte de tu segunda piel. Aquella de la persona que quieres ser y de la cual crees estar conforme. Si es lo que en verdad quieres, claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario se agradece, sobre todo si es con contenido y no sólo vienes a buscar seguidores, sino que comentas más veces luego (:

Gracias por darte el tiempo de dejarme una "Brisa del viento a mi oído"

ir arriba cursor by hikariyummi